Menu

El termino insulina se refiere a una hormona que produce el páncreas, contribuyendo a la regulación de los niveles de la glucosa en la sangre.

Esta hormona es esencial para el almacenamiento y el traslado de la glucosa en las células del organismo, ayudando a que las personas puedan usar la glucosa como una fuente de energía para el cuerpo humano.

La insulina ayuda a que la glucosa entre en las células, ya que si esto no sucede, la misma puede acumularse en la sangre, causando diabetes. El páncreas tiene la capacidad de producir insulina de dos maneras:

 – Una forma lenta y continua: Que hace que los niveles de glucosa se mantengan estables, entre 70 y 100 mg/dl que también es conocida como secreción basal.

 – Una manera rápida y de mayor cantidad: Que es segregada cuando la glucosa sanguínea tiene valores elevados después de los alimentos, este proceso es conocido como secreción pulsátil.

De igual manera, los tipos de insulina para la diabetes varían de acuerdo a factores como:

 – Tiempo de inicio: Este es el que determina como empezara a surtir efecto la insulina, que es precisamente el momento en el que esta hormona comenzara a bajar los niveles de azúcar en la sangre.

 – Pico: Es el momento en el que la insulina logra su máximo efecto, lo que hace que los niveles de glucosa puedan descender positivamente.

 – Tiempo de duración del efecto: Este es el periodo en el que la glucosa va a mantener la glucosa en la sangre de acuerdo a los niveles más favorables para la persona a la que se la ha colocado.

Deja un comentario

×