Menu

El colesterol es un lípido o esterol, una sustancia cerosa similar a la grasa que se halla en todas las células del organismo.

El cuerpo requiere de colesterol para poder producir: Vitamina D, hormonas y sustancias que contribuyen en el proceso digestivo de los alimentos.

Es necesario tener en cuenta que el cuerpo tiene la capacidad de producir todo el colesterol que amerite.

Esta sustancia también puede encontrarse en alimentos, sobre todo en aquellos de origen animal, como: Las yemas de huevo, el queso y las carnes.

Cuando hay demasiado colesterol en la sangre, este puede mezclarse con otras sustancias en el torrente sanguíneo y formar una placa, que se adhiere a las paredes sanguíneas, produciendo arterioesclerosis, además puede ser causa de la enfermedad de las arterias coronarias, estrechándolas o bloqueándolas totalmente.

Los principales causantes de niveles de colesterol alto se hallan en un estilo de vida poco saludable, lo que puede incluir:

 – Malos hábitos alimenticios: Como ingerir gran cantidad de grasas dañinas o saturadas, que se hallan en: Algunas carnes, lácteos, productos horneados, chocolate, entre otros.

También existen las grasas trans, que se hallan en alimentos procesados y fritos, elevando el colesterol LDL o malo.

 – Poca actividad física: El sedentarismo y poco ejercicio, hace que se reduzca el colesterol bueno o HDL en la sangre.

 – Fumar: Hace que se reduzca considerablemente el colesterol HDL, mayormente en las mujeres, además de aumentar el colesterol malo LDL y afectar la salud considerablemente.

Hay que destacar que en algunos casos la genética o herencia es la que puede ocasionar colesterol alto en las personas, causando hipercolesterolemia familiar. También algunos medicamentos u otras afecciones médicas elevan el colesterol malo.

Deja un comentario

×